[REQ_ERR: COULDNT_RESOLVE_HOST] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason. Marco Porcio Latrón – Cosas de Cordoba

Marco Porcio Latrón

Otro con el  seseo cordobés

Marco Porcio Latrón fue el retórico más importante de su época, nació en Corduba, -58 y murió en Roma en el años -4 según las Controversias de Séneca el Retórico, quien trazó su semblanza, Se conservan fragmentos de él y en las Suasorias de Séneca el Rétor. Las Declamationes que se le atribuyen y las da como auténticas José Amador de los Ríos.

Miembro de la gens Porcia fue un gran trabajador y capaz de improvisar sobre cualquier tema. Inicia sus estudios de retórica en su ciudad natal y en la escuela de Marulo, junto con su amigo Séneca el Viejo, quien es a su vez, la fuente fundamental para conocer su vida y obra. Muy joven aún marchó a Roma, donde abrió escuela de declamación que tiene fama por ser la más frecuentada de la ciudad a la que acudieron Ovidio, Floro, Fulvio Esparso, Abronio Silo. Lo admiraron sus contemporáneos y le amaron sus discípulos. Quintiliano le apellidó Primus clari nomines professor y Plinio el Viejo Clarus inter magistros dicendi . El mismo Plinio afirma que le tenían tal adoración sus discípulos que, hasta por imitar la palidez de su semblante, bebían el carminum silvestre. Su estilo era vehemente, conciso y austero. Sus principales cualidades eran una memoria asombrosa y una gran facilidad de elocución.
Al parecer exasperado por unas pertinaces cuartanas que padecía, se quitó la vida a los cincuenta y cinco años de edad.
Dotado de una enérgica y vehemente, no sólo como orador, sino también en los estudios y otros aspectos de su vida. En su escuela solia declamar sólo él, dejando hacerlo a sus discípulos rara vez, que son por este motivo llamados auditores.

Latrón declamó ante Augusto y Agripa. Viajo mucho y volvió en varias ocasiones a la Bética.
Aunque su reputación es grande, no escapa a las críticas de sus contemporáneos algunos de los cuales censuran la estructura de sus discursos o su lenguaje, pues su acento provincial le impide obtener los efectos de voz apropiados.
Ya se afeando nuestro acento cuando los más grande hombres de Roma seseaba andaluz por el Senado. sccc.

El Tempro romano de Córdoba se comenzó a construir el reinado del emperador Claudio y se terminó unos cuarenta años después, durante el mandato de Domiciano
Construido exclusivamente mármol, las columnas, los muros, la cubierta y el entablamento. La calidad del mármol y la de la talla del mismo nos hablan de que toda su obra fue realizada por artesanos altamente cualificados, situando el edificio en uno de los mas bellos del imperio.
Utilizado para el culto del emperador, la altura de las columnas y su elevado número indican que se trataba de un templo de grandes proporciones e importancia.